El Ayuntamiento de Oropesa pagará el 50% del alquiler del nuevo fondo social de viviendas Los ingresos mínimos por unidad familiar que se requieren para optar a estas casas serán menores


Eva Bellido // Orpesa
El Ayuntamiento de Orpesa pagará el 50% del alquiler del fondo social de viviendas. Ésta es la novedad más importante que ha sido incluida en la nueva ordenanza reguladora, que ha sido modificada y fue aprobada definitivamente por el pleno de ayer con los votos a favor de todos los grupos, con la excepción del PSPV, que votó en contra.

La concejala de Servicios Sociales, Arantxa Martínez, explicó que esta nueva medida se ha sustituido por la que se había determinado inicialmente de bonificar el 90% del Impuesto Bienes Inmuebles (IBI) a los propietarios que arrenden sus casas dentro de este plan. El cambio favorecerá tanto a los dueños de los pisos, que tendrán más asegurados los pagos, como a los inquilinos, que se ahorrarán la mitad. El consistorio abonará los importes «a final de año», según Martínez.

Otra de las modificaciones es respecto a la tasación del alquiler de los inmuebles. Antes estaba fijado un coste máximo de tres euros por m2 y ahora será un técnico municipal el que haga la estimación, aunque el precio final del alquiler «será muy similar y no variará mucho, ya que se tendrá como referencia la tabla de pisos de proteccion oficial», explicó Martínez.

El precio será más económico que los que se pueden encontrar en el mercado, puesto que se ha acordado una reducción de hasta un 50%. Las familias que cumplan los requisitos podrán optar a pisos de unos 60 m2 y dos habitaciones que pueden costar unos 340 por 180 euros, más los gastos de luz, agua… Además, el sueldo mínimo para aspirar a esta ayuda baja, de unos ingresos mínimos de la unidad familiar que se habían fijado en 1.120 euros a alrededor de 700. Y es que una de las condiciones para poder acceder a estas casas es tener los ingresos suficientes como para demostrar que se podrán afrontar las rentas, pudiendo destinar el 25% del sueldo al abono de las mismas. Al tener que pagar el inquilino únicamente el 50% del alquiler, disminuye también esta cantidad. Otro de los requisitos es llevar empadronado más de dos años en la localidad.

Las modificaciones han sido incluidas a iniciativa del grupo Ciudadanos a raíz de la reunión de trabajo que se celebró en el Ayuntamiento con la edila Martínez para consensuar esta nueva ordenanza municipal.

El proyecto se pondrá en marcha durante el 2018, probablemente durante el mes de «febrero», según auguró la concejala, ya que debe pasar un periodo de un mes de exposición pública. Nacerá con siete inmuebles, aunque aspira a aglutinar hasta 20.

Por otro lado, se aprobó la ordenanza municipal reguladora del procedimiento sancionador y el Plan de Igualdad.

125.000 euros a pagar facturas

El pleno aprobó un reconocimiento extrajudicial de créditos por valor de 125.000 euros destinado al pago de las cabinas sanitarias (váteres) que se instalan en la localidad durante el verano. «Toda la contratación estaba prevista para que el 7 de julio se hiciera cargo del servicio la adjudicataria, pero de las dos empresas que se presentaron a la licitación ninguna de ellas aportó la documentación necesaria en el plazo, por lo que decidimos mantener este servicio», según explicó el alcalde, Rafael Albert.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *