Orpesa reparte 450 décimos de un quinto premio de la Lotería de Navidad, con el número 05.721


Antetítulo:

SOCIEDAD Lotería

Título fuera de noticia:

Oropesa reparte un quinto premio de la Lotería de Navidad que sorprende con 2,7 millones de euros

El premio del número 05.721 ha recaído en un 67% sobre los turistas que compraron lotería de Navidad este pasado verano de la la administración número 1, y el 33% restante ha sido para los vecinos de la localidad

EVA BELLIDO // OROPESA

Ciudad de Vacaciones y ahora, también, de la suerte. Los turistas que compraron lotería de Navidad este pasado verano en la sucursal que la administración de lotería número 1 de Orpesa tiene en el complejo hotelero ahora se llevan un recuerdo aún mejor de su visita. Y es que el 67% de los décimos ganadores del quinto premio del sorteo de Navidad han recaído sobre los turistas y visitantes de Marina d’Or, mientras el 33% restante ha sorprendido a los mismos vecinos de la localidad que probaron suerte en la oficina del casco urbano.

El 05.721 le ha alegrado la Navidad así a centenares de personas de toda España, aunque principalmente de Madrid, pero también de otras ciudades como Zaragoza o Barcelona, entre muchas otras, cayendo también buena parte del botín en la provincia de Castellón y, en concreto, en Orpesa y algunas localidades vecinas. Además, la mayoría de los del complejo turístico se distribuyeron durante el verano, en julio, agosto y septiembre, principalmente, según explicó el hijo de la propietaria, Edgar Pérez, a este periódico.

Unos turistas que no se quisieron ir de Orpesa sin llevarse un número para el premio de Navidad y que ahora han llamado agradecidos a la administración de la lotera Mª Dolores Bojadós por su buena suerte.

La administración orpesina ha repartido 2,7 millones de euros del número, despiezado en décimos y no en papeletas. Pérez precisó que se han vendido “450 décimos, de los cuales 300, en la sucursal de Marina d’Or; y 150 en la del pueblo”. Así, se han repartido 45 series, premiada cada una de ellas con 60.000 euros, 6.000 el décimo, teniendo en cuenta que eran 300 euros por cada euro jugado.

Los responsables de la administración lo celebraban ayer a lo grande y descorchando las botellas de cava preparadas para la ocasión, casi como si el premio hubiera caído sobre sus bolsillos, alegrándose por la buena fortuna para sus clientes y a pesar de que los propietarios no habían adquirido este número. “Los números bajitos no suelen gustar, pero aún así, por suerte, esta vez se habían vendido todos”, señalaba.

Mientras, los afortunados no se dejaron ver por la oficina, solo algunos comentaban por teléfono con la lotera la buena noticia. No es la primera vez que esta administración está de enhorabuena. La de Orpesa está en racha. Otro quinto premio se repartía desde estas instalaciones en el año 2005, el primero que contó con esta categoría. Y hace apenas un año, en julio del 2012, recaía entre los ciudadanos otro grande, con 240.000 euros, entre otros premios de la primitiva que han tocado en estos 27 años de historia de la administración número 1 de Orpesa.

La suerte también llega a La Pobla Tornesa y Borriol

Una parte de los décimos que se vendieron del lote de la sucursal de la administración en Marina d’Or –situada justo detrás del balneario y el Hotel 5 Estrellas, en la playa de Les Amplàries– han dejado su fortuna también en multitud de vecinos de localidades próximas como La Pobla Tornesa y Borriol, según especificó el hijo de la propietaria, Edgar Pérez, por donde también suelen distribuir números acercándolos a algunos municipios.

El bar La Font Seca se convertía ayer en el epicentro de la felicidad que reinaba este domingo en La Pobla, pues había repartido entre prácticamente la mitad de familias de este pequeño pueblo unos 300.000 euros con 50 décimos premiados. Así, varios centenares de vecinos se reunieron en el bar compartiendo su alegría de la que al principio no daban crédito y lo celebraban juntos con botellas de champagne.

Noelia Edo, una de las responsables del popular establecimiento, indicaba que al menos el dinero ha caído en las manos de alrededor de un centenar de familias de la localidad, salvo unos pocos que acuden a comer al restaurante de paso y optaron por llevarse un número. “Los últimos 3 o 4 décimos se los llevaron ayer a las 16.00 horas unos clientes que vinieron de paso”.

Los propietarios del bar también han tenido suerte y han ganado 30.000 euros por sus cinco décimos. “Nos iremos de vacaciones seguro y lo demás ya veremos”, afirmaba Noelia. Mientras otros afortunados como Rafael Negre, Jesús Borja o Paco Selma, contentos con su pellizco y pensando también en qué utilizarán el dinero. Viajes, comprar un coche o tapar agujeros son las opciones que más se barajan.

Por su parte, en el establecimiento Bon Profit de Borriol caía el premio también entre clientes y vecinos a través de los 30 décimos repartidos, un total de 180.000 euros. Tal y como explicaba Edgar Pérez el dinero ha vuelto a caer en buenas manos con la crisis y “son muchos los parados afortunados que les vendrá tan bien esta ayuda”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *