La V Semana del Arte en Marina d’Or finaliza con un balance de diez


Antetítulo:

CULTURA Eventos

Título fuera de noticia:

La V Semana del Arte en Marina d’Or finaliza con un balance de diez

La ceramista Carmela Tello con un stand sobrio y elegante, en el que las piezas estaban presentadas con todo cuidado, ha sido la ganadora del concurso al mejor stand, galardón que otorgan y se elige entre los artistas

R.D. // ORPESA

Marina d’Or volvió a acoger este fin de semana, y por quinto año consecutivo, su Semana del Arte. Tres intensas jornadas que han dado para mucho. “El balance no puede ser más positivo. Han aumentado las ventas, especialmente en una de las disciplinas por las que hemos hecho una apuesta más fuerte, que es la cerámica artística. Manolo Sales, Joan Llácer, Tania Park, Carmela Tello, Ángel Igual y Rafa Galindo han dejado el listón muy alto”, señala la directora del evento Patricia Mir.

La ceramista Carmela Tello con un stand sobrio y elegante, en el que las piezas estaban presentadas con todo cuidado, ha sido la ganadora del concurso al mejor stand, galardón que otorgan y se elige entre los propios artistas. Carmela Tello se garantiza así su entrada directa en la próxima edición de la feria.

Además del aumento notable de ventas, la organización pone el acento en el número de visitantes, tanto alojados en el complejo turístico como espectadores llegados de otros puntos de la provincia, especialmente de Castellón. “Estamos especialmente satisfechos por ser escaparate y altavoz del talento de tantos y tantos artistas de esta provincia. Muy agradecidos a l’Escola d’Art i Superior de Disseny por alentar el talento de Carmela Tello y los fotógrafos Edgardo Mora y Esther Mata, formados todos ellos en las aulas de este magnífico centro de la capital”, añade Mir.

La jornada de clausura contó con la participación de Tere Colomé, que acercó a los más pequeños la técnica del linograbado, así como de la tertulia poética El Almadar y sus diferentes acciones poéticas como Poesía continua o Poemaviones.

Uno de los momentos más especiales de la feria tuvo lugar en la jornada del domingo, cuando Rebollida y Maseda, autores de la performance de activismo plástico, pidieron al resto de artistas presentes que se sumaran con ellos a su proyecto, pintando sobre cajas de cartón. “Nuestra pretensión ha sido transmitir aspectos de la belleza a través de la confusión. Todo se puede transformar y aquí, en Marina d’Or, hemos dado un ejemplo de cómo hacerlo utilizando el arte como transmisor de los sentimientos y las emociones de la sociedad. Marina d’Or se ha revelado como el escenario ideal donde transmitir este mensaje”, afirman Rebollida y Maseda.

Una foto de familia y las emotivas despedidas entre los artistas pusieron el punto y final a una edición en la que la creatividad y el arte en vivo han sido los grandes protagonistas del evento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *