Los villancicos con aire flamenco clausuran el Mercat de Nadal

Balance positivo de la decimotercera edición del evento, que da la bienvenida a la Navidad y llegó con novedades, como espectáculos y casetas de madera

Redacción // Oropesa

La decimotercera edición del Mercat de Nadal se despidió el domingo, después de tres intensas jornadas en las que cientos de vecinos y visitantes no dudaron en dar la bienvenida a la Navidad visitando el municipio costero.

El público pudo disfrutar de variados espectáculos, entre los que destacaron los talleres y obras de teatro infantiles, así como las actuaciones musicales que hicieron vibrar a los asistentes. Y eso fue, precisamente, lo que logró uno de los espectáculos más esperados de la programación.

La Asociación Cultural la Mar de Flamenca y su Zambomba flamenca fusionó de una manera de lo más original y creativa los villancicos y el flamenco, encandilando al público que se agolpó en la céntrica plaza Mayor.

Las soleás, las bulerías y los tangos impregnaron el centro del pueblo para bajar el telón de una edición del Mercat de Nadal de lo más multitudinaria que contó este año con un gran abanico de novedades, como las casetas de madera o el acto preparado exclusivamente para el encendido de las luces.

Éxito de los cambios

La concejala de Fiestas, Jennifer Casañ, quiso destacar “el gran éxito que ha tenido este año este tradicional mercadillo, en el que los comerciantes han alabado los cambios introducidos, pues han supuesto una mejora para su comodidad, así como para la dinamización de la plaza Mayor, que ha acogido durante tres días todo tipo de actividades y ha reunido a numerosos visitantes”.

Por su parte, el concejal de Cultura, Gonçal Tamborero, ha explicado que “hemos conseguido tener una programación muy estructurada, con actos prácticamente a todas horas”.

Además, el edil ha querido destacar el espectáculo de clausura, “por el que hemos apostado para ofrecer al público una alternativa entretenida en la última jornada de mercadillo, que en los últimos años estaba bastante olvidada y escaseaba en cuando al número de visitantes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *