La cultura Custom impregna el complejo Marina d`Or


R.D. // ORPESA

La cultura custom ha impregnado el complejo turístico de Marina d’Or del más puro sentimiento motero durante todo el fin de semana. Los rugidos de las motos, el rock&roll, los tatuajes y chaquetas de cuero han compuesto la estampa del Custom Fest 2015, que se ha celebrado en la carpa del Palau d’Or hasta el domingo. Los organizadores, de MLBC, afirman que esta tercera edición del evento ha logrado “superar los 5.000 asistentes de la pasada edición”, de los cuales al menos “un 90% acude al encuentro con su moto como conductor o pasajeros”, contabilizándose más de 4.000 motociletas. La procedencia de los asistentes es muy diversa, ya que llegan desde Bélgica, Escandinavia, Alemania, Italia o Francia, entre otros, ejerciendo los españoles como anfitriones de esta gran cita para los amantes del asfalto. Los primeros en llegar el jueves fueron “un numeroso grupo de motoristas de Bélgica después de dos días de viaje”, según indicó Íñigo Abril, desde la organización del evento referente a nivel europeo.

“No es solamente una exposición, es un evento que rinde culto a la cultura custom”, describió. El público pudo contemplar las motos más fascinantes exhibidas a concurso en la zona central del pabellón, en el espacio conocido como Bike Show, quedando representados los mejores constructores de todo el país. Incluso se podían ver algunas de las motos premiadas en EEUU. Es el caso de uno de los modelos de Street Drag, de Nimes (Francia), que no participó en el Bike Show al ya haber sido premiada en Daytona en la concentración de Harley Davidson y de motos custom más grande del mundo. Sí tiene otra que participó en el concurso. También destacaba la presencia del reconocido fabricante Iron Boyzz, originario de Escandinavia, con los modelos Chopper como especialidad, el estilo que más se lleva en su país.

La entrega de premios ayer clausuró el evento, admirándose las motos desde la plataforma instalada. El Bike Show ofreció a los ganadores importantes premios económicos, como uno de 1.000 euros para la mejor motocicleta del encuentro y otros 500 euros para las mejores de cada categoría: Chopper, Freestyle, Old School&Bobber y HD Modificada.

Tampoco faltaron representantes de las marcas de EEUU, Indian y Victory, que se están introduciendo de forma muy fuerte en Europa y, sobre todo, en España.

Los moteros, además, aprovecharon para adquirir artículos a precios mucho más asequibles en el mercadillo, formado por alrededor de 70 estands. Todo, ambientado con mucha música y con la actuación de bandas como The Golden Grahams, Old Skull, Rocket Queen o Big 54.​

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *