Los usuarios de la vía verde reclaman solventar las deficiencias

Advierten de los problemas de iluminación en el túnel y piden mejoras en el pavimento de la senda, especialmente en el camino peatonal

Eva Bellido // Oropesa

Los usuarios de la vía verde que conecta Orpesa con Benicàssim por la costa denuncian algunas deficiencias y reclaman mejoras. La mayoría de las quejas se centran en el alumbrado del túnel próximo al puerto deportivo, «que tiene continuamente luces que no funcionan», por lo que las personas deben realizar parte de su recorrido a oscuras, según manifiestan a este periódico.

Los afectados relatan que esto supone también «un problema de seguridad», ya que el vial es frecuentado por ciclistas, corredores y peatones, que comparten este concurrido trazado. Además, cuando llueve el agua permanece encharcada varios días en algún tramo del trayecto, lo que dificulta el paso sobre todo de los viandantes. Incluso detallan que, en algunas ocasiones, lo impide.

Al respecto de estas incidencias la alcaldesa de Orpesa, María Jiménez, indicó que es conocedora de todas estas reivindicaciones y que las trasladará a la Generalitat, que es la institución que ostenta las competencias. Por esta razón, ya han «solicitado mantener una reunión con el director general de Obras Públicas», tal y como señaló a este periódico.

«Principalmente queremos manifestar como prioridades el tema de la iluminación del túnel, así como mejorar el firme de los dos carriles, tanto el ciclista como el peatonal», avanzó.

La segunda cuestión planteada por Jiménez se debe a los comentarios de gente que urge un asfaltado del camino peatonal, del mismo modo que se encuentra la parte dedicada a las bicicletas. Al contar con tierra y gravilla, dificulta el disfrute de las personas con movilidad reducida y los carros de bebé.

Otra circunstancia añadida es que la zona peatonal ocupa menos superficie que la destinada para los ciclos. Como hay un mayor número de individuos que van a pie o corriendo, su lugar de paso puede llegar a congestionarse en alguna ocasión. Por todo ello, instan a agrandarlo.

Una buena parte de los consultados pide reforzar la señalización a lo largo de los casi seis kilómetros del trayecto, ya que es común ver a viandantes por el área habilitada para ciclistas, lo que conlleva discusiones y puede ser un foco de accidentes.

Así que reclaman más indicaciones que informen correctamente por dónde debe ir cada persona. Otras zonas tienen unas fuertes pendientes que no están protegidas, y al ser un lugar muy transitado por las familias piensan que sería aconsejable instalar más vallado junto a terraplenes.

La Vía Verde del Mar se ha convertido en uno de los principales reclamos turísticos, tanto de Orpesa como de Benicàssim, y cada vez es más frecuentada. No solo por los vecinos de ambas localidades y de ciudades próximas como Castelló, sino también por turistas. Los fines de semana y en verano está a plena actividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *