Usuarios del centro de salud reclaman la reparación del ascensor

Los vecinos con movilidad reducida llevan semanas sin poder acceder a la primera planta y son los médicos los que tienen que bajar para atenderles

Eva Bellido // Oropesa

Usuarios del centro de salud de Oropesa reclaman mayor celeridad en la reparación del ascensor del edificio, que se encuentra averiado e impide el acceso de las personas con movilidad reducida a la primera planta. Así lo manifestaron algunos afectados, lamentando que se esté alargando esta incidencia.

Fuentes de la Conselleria de Sanidad explicaron a este periódico que «la avería que afecta al cuadro de maniobra fue notificada a la empresa mantenedora de esa instalación. La misma indica que se encuentra ultimando la propuesta de solución para poder acometerla en la mayor brevedad y desde el centro están poniendo las medidas necesarias para garantizar la accesibilidad y la atención de aquellas personas que lo requieran hasta la solución de la afección», puntualizaron.

Al respecto, la concejala responsable de Sanidad, Araceli de Moya, declaró ayer que no se está interrumpiendo el servicio médico por este motivo y que atienden a los ciudadanos que no pueden subir escaleras en la planta baja. «Los médicos salen de sus consultas y bajan para desarrollar su labor con estos vecinos. Y les agradezco mucho que continúen prestando el servicio de la forma menos gravosa para los pacientes», apuntó.

No obstante, la edila insistió en la importancia de reparar la avería con celeridad. Y manifestó que «mientras se decide si en Orpesa se construye el reclamado nuevo centro de salud o se amplía el actual, al menos se mantenga en perfectas condiciones el que hay». Una petición que también compartió la alcaldesa, María Jiménez: «Ya que tenemos un ambulatorio pequeño para nuestras necesidades, que el actual esté siempre de la mejor manera y que las prestaciones estén al 100%, correctas y que no vuelva a pasar lo del ascensor, porque ya es la segunda vez desde que estamos en el gobierno local».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *