Oropesa corta 13 puntos de acceso para ‘blindar’ la localidad en Semana Santa

Solo están abiertos los principales, uno en la entrada principal a la altura del cuartel de la Guardia Civil y el de la salida del pueblo hacia Castellón

Eva Bellido // Oropesa

Orpesa ha sido uno de los municipios de la provincia que ha ‘blindado’ sus accesos para impedir que ciudadanos de otras procedencias ocupen sus segundas residencias esta Semana Santa saltándose el estado de alarma decretado por el Gobierno por la crisis sanitaria del coronavirus que prohíbe este tipo de desplazamientos.

La concejala de Seguridad, Araceli De Moya, explicó que han elaborado, en coordinación con la Policía Local, “un plan de contingencia para mejorar el control de los accesos” en la localidad costera.

Han cerrado con ayuda de la brigada municipal un total de “13 puntos de acceso al municipio, todos menos dos, los principales, uno en la entrada principal a la altura del cuartel de la Guardia Civil y el de la salida del pueblo hacia Castellón, junto a la calle Ribera Forner”, indicó.

De este modo, será más fácil tener supervisados los accesos, con mayores controles de la Policía Local y la Guardia Civil, “que se están intensificando en personal y horario”. “Y a los vehículos que no tengan justificación se les obligará a regresar a su procedencia”, señaló.

La alcaldesa, María Jiménez, añadió que la medida se ha llevado a cabo para evitar que ciudadanos de otras procedencias lleguen a Orpesa evitando los accesos principales y con la finalidad de velar por el interés general del municipio como alcaldesa y dentro de las competencias que tenemos como municipio”.

La concejala apuntó que se ha dado aviso de estos cortes de viales tanto a la Guardia Civil, como a las ambulancias, bomberos y transportistas de los supermercados. El corte se ha realizado con la colocación de cintas policiales, bloques de hormigón y otros elementos de peso.

Además, continuarán con las denuncias a todas las personas que incumplan el estado de alarma y se procederá a la detención de aquellas que ya hayan sido multadas tres veces.

“Queremos velar por la seguridad de los ciudadanos durante la emergencia sanitaria y que todo el mundo respete el confinamiento y que las personas que lleguen lo hagan de forma justificada, no es momento de hacer viajes sino de cumplir el estado de alarma, si queremos que esto dure lo menos posible”, declaró De Moya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *