Más de 30.000 personas asisten al castillo de fuegos acuático en Oropesa La pirotecnia Ricardo Caballer fue la encargada del espectáculo, en el que se emplearon 352 kilos de pólvora, en la playa de la Concha


E. Bellido // Oropesa

Más de 30.000 mil personas disfrutaron anoche del castillo de fuegos artificiales acuático que se disparó en la playa de la Concha de Oropesa con motivo de la Fiesta del Mar.

Como novedad, 30 veraneantes tuvieron el privilegio de admirar el espectáculo desde la terraza-mirador del edificio de la oficina de turismo, por primera vez, a raíz del sorteo que se llevó a cabo días atrás.

La alcaldesa, María Jiménez, explicó que todos los afortunados son turistas. Concretamente, sortearon 15 plazas y cada uno de los ganadores podía ir al evento acompañado de una persona.

El objetivo es que la iniciativa se pueda repetir en los próximos espectáculos pirotécnicos que se disparan cada año en el mes de agosto. Unos actos que se realizan principalmente para dar la bienvenida a los turistas.

En cuanto al festejo de anoche, fue la pirotecnia Ricardo Caballer la encargada de prepararlo y dispararlo, según indicó Jiménez. La exhibición tuvo una duración de 16.35 minutos. Concretamente, dispararon «352 kilos de pólvora y de calibre 125», apuntó la primera edila.

La alcaldesa del municipio, María Jiménez, así como la reina de las fiestas, Ángela Vives, fueron las encargadas de disparar el primero de los avisos del castillo. “Estamos muy contentos con el resultado del espectáculo; fue muy novedoso y gustó mucho a los turistas”, explicó Jiménez.

Jiménez añadió que cualquier persona que gane el sorteo que realizarán próximamente «podrá disfrutar de ese espectáculo con unas vistas privilegiadas».

La próxima cita con los fuegos artificiales llegará en el mes de agosto, en concreto el día 14, cuando el municipio celebre el Día del Turista con otro castillo acuático que seguro volverá a hacer las delicias de vecinos y veraneantes.

Antigüedades

El nuevo equipo de gobierno ha retomado la iniciativa del mercadillo de antigüedades en el casco antiguo, bautizándolo con el nombre de VilaAntic, Rastro de antigüedades, Coleccionismo y Artesanía Local.

La muestra se celebra todos los jueves de julio y agosto, de 18.00 a 23.00 horas. «Queremos introducir más novedades y actividades para el año que viene y, así, darle un mayor impulso al casco antiguo», según la alcaldesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *