Vecinos de Oropesa protestan en Madrid para salvar las playas

Advierten también del "riesgo real de pérdida de las propiedades" más próximas al mar con el proyecto del nuevo reglamento de Costas

Eva Bellido // Oropesa

Vecinos de las plataformas Morro de Gos y Propietarios de Amplàries se trasladaron este jueves hasta Madrid para protestar frente al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico para reclamar la regeneración de sus playas y la protección del litoral.

Asimismo, hicieron entrega de una carta dirigida a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, entre otros, para que se haga «eco» del «malestar» por las conclusiones derivadas del Plan Estratégico Nacional en defensa del litoral.

Precisamente este viernes termina el plazo de presentación de alegaciones para proteger la costa, «que no han podido presentar los ciudadanos, sino tan solo instituciones y expertos», según explica la representante de una de estas agrupaciones de vecinos afectados, Elena Sánchez.

Las plataformas reivindican a la Dirección General de Costas que intervenga «de manera urgente» con aportes de arena y que utilice los fondos europeos para proteger la costa del cambio climático».

También aprovecharon para solicitar que el Ministerio valide el estudio que este mismo día presentó el Ayuntamiento de Oropesa ante la Dirección de Costas de Castellón «en el que se plantean 9 soluciones diferentes para arreglar la playa» y que, según ha dicho, «el consistorio estaría dispuesto a financiar si el Ministerio no quiere«.

Por otro lado, los vecinos insisten en que es «imprescindible una modificación de la Ley de Costas, antes de que derriben, esponjen y tiren las propiedades históricas, patrimoniales o no«. «Queremos una Ley de Costas que cumpla las Directivas Europeas y, por lo tanto, que proteja en primera instancia a los ciudadanos y también que sea responsable con el medio ambiente», añaden.

Otras protestas

Los vecinos de Morro de Gos han organizado una serie de acciones este verano en Oropesa para instar a salvar la playa, que se está quedando sin arena. Los sábados de julio y agosto están realizando marchas desde el hotel Koral hasta la plaza Mallorca con camisetas y pancartas, mientras todos los martes de agosto darán paseos informativos por la playa.

También se ha organizado una concentración frente a la delegación de Costas en Castellón, el miércoles 10 de agosto, alas 11.00 horas.

Los vecinos alertan del peligro que supone la «práctica desaparición de la playa Morro de Gos». «La previsible existencia de nuevos temporales cada vez más virulentos como consecuencia del cambio climático podría implicar un desbordamiento de las aguas marinas al no contar ya con la protección de la playa. Esto puede suponer un grave riesgo de inundación y de daños, de importantes consecuencias, en las estructuras de las edificaciones cercanas a la playa, como consecuencia de que no se respete la distancia mínima de seguridad recomendada entre el frente del mar y las estructuras rígidas existentes, (paseo marítimo, casas…).

Asimismo, señalan que «es vital la presión ciudadana en estos momentos, ante la existencia de un riesgo real de pérdida de las propiedades, dada la cercanía de los inmuebles a las aguas marítimas, y por la aplicación de la legislación vigente.

También advierten que si deslindan las viviendas próximas al mar «se pierde la propiedad y titularidad sobre el inmueble, ya que pasa a formar parte de Dominio público marítimo-terrestre (DPMT), pasa a ser de titularidad pública a través de una compensación, pero no económica».

«No hay una expropiación, y por tanto la Administración no compensa a los titulares con el pago de una indemnización, sino que otorga a los titulares unas concesiones para el uso de la vivienda (CONCESIONES de títulos de ocupación del DPMT) de 10/20/30 años, que no se pueden transmitir y que son revisables», indican.

Además, recuerdan que existe «un proyecto de un nuevo Reglamento de Costas en trámite parlamentario, que modifica los criterios para deslindar. En la nueva normativa será suficiente sólo con que en una ocasión las olas y aguas marítimas lleguen a los edificios para que dicho inmueble pase ya a formar parte del DPMT».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *