Oropesa dará un impulso a la promoción de la igualdad esta legislatura con nuevas acciones El nuevo equipo de gobierno quiere incorporar la figura de un/una especialista al Ayuntamiento que se encargue de estos temas, así como actualizar el plan existente y establecer puntos violetas


Eva Bellido // Oropesa

Convertir a Oropesa en un municipio pionero y envidiable en materia de igualdad, entre hombres y mujeres, será uno de los principales objetivos del nuevo equipo de gobierno, formado por el bipartito PSPV-Ciudadanos, que lidera la alcaldesa, María Jiménez.

Para ello, desde la concejalía de esta área, que dirige la edila Micaela Bermúdez, se ha establecido una hoja de ruta que ya está dando sus primeros pasos.

Tras la decisión de retomar las clases de preparación al parto, con un programa con modelos de maternidad y paternidad que fomenten la corresponsabilidad y la coeducación, el siguiente objetivo es implantar la figura de un o una técnico o promotor de Igualdad en el ayuntamiento.

La intención es que “contemos con este especialista en el consistorio que pueda resolver cualquier duda o problema que pueda surgir”, indicó Bermúdez. La concejala está a la espera de reunirse próximamente con una técnico en València, en un encuentro que espera que se pueda celebrar a finales de mes, para abordar este tema.

Por otro lado, también avanzó, que el próximo 16 de septiembre está previsto “que firmemos un convenio de colaboración con la Fundación Isonomía de la Universitat Jaume I”. “Y a partir de ese momento incluiremos numerosos talleres, exposiciones y demás actividades relacionados con la igualdad; y el Ayuntamiento de Orpesa pasará a formar parte de la red de municipios colaboradores”, añadió.

Además, otra de las intenciones más inmediatas será la instalación de puntos violeta durante la celebración de las fiestas, como las más próximas que se celebran en honor a la Virgen de la Paciencia y durante sus conciertos.

En este sentido, tanto Bermúdez como la alcaldesa, María Jiménez, han mantenido una reunión con la coordinadora del centro de la mujer rural de Sant Mateu, Cristina Grimalt; y la técnico de Integración Social, Sara Chiva, para llevar a cabo esta iniciativa de “crear espacios en los que se sensibilice al público y se atienda, informe y ayude ante cualquier tipo de agresión sexista” y con el objetivo de promover que se disfrute de la fiesta con respeto hacia las mujeres, libre de acoso y humillación machista”.

Por todo ello, han tenido contacto también con la Conselleria de Igualdad con la finalidad de “iniciar una nueva etapa en la que se trabaje por una mayor promoción de la igualdad en nuestra localidad”, concluyó Bermúdez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *