Muere un bañista en la playa Les Amplàries de Orpesa por un fallo cardíaco La víctima es un turista de Ávila, de 73 años, que se encontraba nadando cuando de repente sufrió algún problema de salud


Eva Bellido // Oropesa
Un hombre de 73 años y procedente de Ávila murió ayer por la mañana mientras tomaba el baño en la playa Les Amplàries de Orpesa. La víctima se encontraba nadando a unos 120 metros cuando de repente dejó de moverse y empezó a flotar, según informaron desde la empresa de salvamento marítimo de la localidad costera.

Por lo que los socorristas inmediatamente acudieron en su rescate. Lo sacaron del agua inconsciente y comenzaron a practicarle las maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP), tras comprobar que no tenía pulso.

Después, cuando llegó la SAMU continuaron con reanimación avanzada junto al equipo médico “durante unos 45 minutos, sin que hubiera respuesta”, según indicaron desde el Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU). Por lo que se dictaminó su fallecimiento.

A continuación, acudió el forense. Al parecer, todo indica que el hombre podría haber sufrido algún fallo cardíaco mientras se bañaba en el mar, por lo que la causa de la muerte podría ser un infarto.

Los socorristas tampoco creen que se trate de un caso de ahogamiento, puesto que vieron que fue algo repentino. En la playa había bandera amarilla ayer y los días anteriores sí se alzó la roja, quedando prohibido el baño por el oleaje.

Otro caso este verano

No es el primer bañista fallecido este verano en Oropesa. Un turista francés, de entre 62 y 65 años, perdió la vida a mediados de julio mientras estaba bañándose en la playa Morro de Gos. Este caso también apuntaba a una muerte por causas naturales, como algún problema cardíaco.

Fue un agente interino de la Policía Local de Castellón, que estaba fuera de servicio disfrutando de un día de playa, el que tras la voz de alarma de los bañistas acudió en su rescate, al encontrarse cerca.

Los socorristas le practicaron las maniobras de reanimación cardiopulmonar durante alrededor de media hora, con ayuda del personal sanitario, sin poder hacer nada lamentablemente por salvar su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *