Muere un turista de Madrid en la playa Les Amplàries de Oropesa


Antetítulo:

SUCESOS Fallecido

Título fuera de noticia:

Muere un turista de Madrid en la playa Les Amplàries de Oropesa

El socorrista procedió a su rescate a nado, contando con la colaboración de una moto de agua con patrón y socorrista // La víctima “tenía problemas cardiacos y todo indica que podría haber sufrido un infarto”

E. BELLIDO // OROPESA

La semana comenzaba ayer con un nuevo fallecido en las aguas de la provincia, un hombre de unos 70 años de edad, J.A.M.L. y turista procedente de Madrid que perdió la vida mientras se bañaba a mediodía en la playa Les Amplàries de Orpesa, sobre las 14.00 horas.

Los bañistas alertaron al socorrista de la zona de la existencia del afectado a 50 o 100 metros en dirección a la bolla, justo en frente de los jardines de Marina d’Or, tras haber pedido auxilio su mujer, según pudo averiguar este diario. El socorrista –de la empresa Intursport, que se encarga de la vigilancia de estas playas– procedió a su rescate a nado, contando también con la colaboración de una moto de agua con patrón y socorrista, que se encargaron de subir a la víctima y trasladarla hasta la orilla, según informaron fuentes de este servicio de salvamento. Tanto los socorristas como los sanitarios que se aproximaron del SAMU intentaron, sin éxito, reanimar al afectado durante alrededor de 40 minutos, pero, “desafortunadamente, no se pudo hacer nada”.

Al parecer, la víctima “tenía problemas cardiacos y todo indica que podría haber sufrido un infarto”, según indicaron las mismas fuentes, aunque es una hipótesis que deberá confirmar la autopsia. “No había tragado mucha agua y el rescate fue bastante rápido”, añadieron. Al lugar de los hechos se trasladaron rápidamente agentes de la Policía de Playas, puesto que el municipio cuenta con este servicio específico que colabora estrechamente con Intursport, quienes agradecieron su apoyo, y la Guardia Civil. Después, asistió el forense y, tras la dictaminación de la muerte, se procedió al levantamiento del cadáver que fue, posteriormente, trasladado.

El verano comenzó en junio con otra mala noticia cuando un bañista portugués, de 47 años de edad, perdía la vida, ahogado en esta misma playa de Les Amplàries de Orpesa, aunque a unos metros de distancia, en el puesto conocido como l’Infern. En este caso, la víctima también padecía del corazón y llevaba un marcapasos, considerándose como una de las principales causas algún tipo de problema cardiaco. J.M.A.L. se convertía en la primera víctima de la costa de la provincia justo al inicio de la temporada estival.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *