Reanudan las obras para la construcción del Centro del Mediterráneo

El Ayuntamiento otorga la licencia "al cumplir la actuación con todos los requisitos de la ley" y estar ubicado en suelo urbano en el PGOU

Eva Bellido // Oropesa

Las obras para la construcción del Centro de Interpretación del Mediterráneo se han retomado en las últimas semanas, tras haber obtenido la correspondiente licencia por parte del Ayuntamiento, después de meses de espera.

«Les dimos la licencia porque cumplían todos los requisitos de la ley», según indicó Jiménez. El espacio se encuentra ubicado en la franja oeste de la vía verde, que está considerada como urbana en el PGOU, en la urbanización Torre Bellver.

La fundación responsable detalla que «serán construidas basándose en los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) de la ONU, por lo que el visitante no solo contará con un recorrido interpretativo de la fauna y flora autóctona de nuestra costa, sino que conocerá los proyectos que se realizarán en el enclave, con la finalidad de recuperar, divulgar y concienciar para la preservación del medio ambiente».

Críticas de los ecologistas

No obstante, el proyecto sigue levantando las críticas de los ecologistas, que se manifiestan en contra de que siga adelante.

Desde el colectivo Salvem la Renegà denuncian que la Conselleria de Agricultura haya dado permiso. «Recordemos que se trata de
una zona LIC, es decir, un Lugar de Importancia Comunitaria, y lo que está permitiendo la conselleria que debería velar por la protección de este espacio para que lo pudiéramos disfrutar el conjunto de la sociedad,
es que se convierta en un espacio privado», advierten.

Los ecologistas centran sus críticas especialmente en las acciones que se están llevando a cabo en la zona de bosque próxima a la playa nudista. Denuncian trabajos de excavación de una zanja para la construcción de un muro y un puente sobre el barranco, con consecuencias para la fauna silvestre.

Asimismo, reclaman a las administraciones públicas «una protección
total del territorio que va desde el puerto de Oropesa hasta la urbanización de les Platgetes de Bellver
con la declaración de toda la zona como paisaje protegido para evitar que esa joya de nuestro litoral acabe convertida en un nuevo Marina d’Or».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *