Detienen a dos personas por estafa, apropiación indebida, usurpación de estado civil y falsedad documental


Antetítulo:

SUCESOS Detenciones

Título fuera de noticia:

La Guardia Civil detiene a dos personas por estafa

El patrimonio de la víctima, mujer de avanzada edad, se ha visto reducido en menos de un año en 160.000 euros

R.D. // ORPESA

La Guardia Civil ha detenido a una mujer y a su pareja, como supuestos autores de los delitos de estafa, apropiación indebida, usurpación de estado civil, falsedad documental y revelación de secretos.

La actuación se inició cuando familiares de la víctima denunciaron en el Cuartel de la Guardia Civil de Oropesa que tenían sospechas de que la persona encargada del cuidado de su tía pudiera estar sacando dinero de sus cuentas bancarias, aprovechado que se trataba de una mujer de avanzada edad, viuda y sin allegados en la Comunidad Valenciana.

Por dicho motivo, los agentes iniciaron una investigación donde se comprobó que la detenida conoció a la víctima hace más de un año en un local en el cual trabajaba, obteniendo así datos de su elevado patrimonio y situación personal, ofreciéndose a acompañarla para hacer compras y gestiones en entidades bancarias, al no disponer ésta de vehículo propio y vivir en una zona alejada del centro urbano. De esta forma se ganó la confianza de la víctima, teniendo así acceso a su tarjeta de crédito, claves, documentación y correspondencia personal.

En una de las sucursales, la detenida hizo reintegros en cajeros automáticos en siete meses por un importe de 57.400 euros, llegando incluso a hacerse pasar por la titular de la cuenta al objeto de ampliar vía telefónica el importe máximo de retirada diario. En otro banco al no disponer de tarjeta de crédito, falsificó diversas autorizaciones de retirada de efectivo a su favor por un importe total de 8.000 euros.

Tras anularse la tarjeta de débito por motivos de seguridad por parte de la entidad bancaria debido a los numerosos movimientos impropios de una persona de su edad y características, al serle remitida una nueva tarjeta al domicilio, la detenida accedió a la correspondencia personal de la perjudicada, recogiendo y activando la nueva tarjeta, con la que siguió efectuando compras en diversos centros comerciales de la provincia, perfumerías, reservas en hoteles de lujo y compras de material médico para el negocio de su pareja sentimental.

El patrimonio de la víctima se ha visto reducido en menos de un año en 160.000 euros.

Parte del dinero adquirido fraudulentamente fue invertido en realizar obras en un local comercial que ambos poseen al objeto de acondicionarlo para instalar un negocio. Por todo ello los guardias civiles procedieron a la detención de una mujer y un varón, de 37 y 40 años de edad respectivamente, como supuestos autores de los delitos de estafa, apropiación indebida, usurpación de estado civil, falsedad documental y revelación de secretos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *