La Guardia Civil detiene a cuatro personas por cultivar marihuana en Oropesa En total se han incautado 225 plantas de marihuana actuando en tres ocasiones en otras localidades como Rosell y Vistabella


Redacción // Oropesa
La Guardia Civil ha detenido en tres operaciones a cuatro personas de Oropesa del Mar, entre otras localidades, como supuestos autores de un delito contra la salud pública.

En la primera actuación los agentes tuvieron conocimiento de la existencia en una vivienda de la localidad de Oropesa donde en la terraza podría ubicarse un cultivo de plantas de marihuana.

Los guardias civiles tras efectuar una entrada y registro debidamente autorizado en el inmueble, pudieron comprobar la existencia de una pérgola en el terrado, cerrada lateralmente mediante toldos al objeto de evitar su visión y habilitada para el cultivo de plantas de marihuana.

Se intervinieron 14 plantas de gran tamaño, 49 gramos de hachís, 740 gramos de cogollos de marihuana dispuestos en diferentes envases y una balanza de precisión.

Por toso ello los agentes procedieron a la detención de un varón y su pareja, de 36 y 35 años de edad como supuestos autores de un delito contra la salud pública.

Las diligencias instruidas han sido entregadas en los Juzgados de Castellón. La actuación ha sido realizada por efectivos de la Guardia Civil de Oropesa.

En la segunda intervención los guardias civiles pertenecientes al Puesto de Rosell tras percibir un fuerte olor a marihuana en una vivienda del término municipal de Rosell, y tras efectuar un reconocimiento pudieron observar que tras una valla que estaba cubierta con una tela de color verde y que cercaba el lateral de la casa había una gran cantidad de plantas de droga.

Los agentes tras localizar y entrevistarse con el usuario de la vivienda y efectuar un registro autorizado, procedieron a la incautación de 96 plantas de marihuana.

Por todo ello se procedió a su detención, tratándose de un varón de 32 años de edad, como supuesto autor de un delito contra la salud pública.

En la tercera operación, los guardias civiles pertenecientes al Equipo Roca de Castellón, tras numerosas gestiones localizaron en la población de Vistabella una masia donde se hallaba una plantación de marihuana de grandes dimensiones y en gran estado de floración.

Trasladados al lugar procedieron a la aprehensión de 115 plantas de marihuana de 2 metros de altura, estando ausente el dueño de la finca.

Realizadas gestiones los agentes pudieron averiguar que el supuesto autor se había refugiado en la localidad de Alcalá de Chivert, por lo que guardias civiles pertenecientes al Puesto de la Guardia Civil de dicha población procedió a su detención, tratándose de un varón de 58 años de edad, como supuesto autor de un delito contra la salud pública.

Las diligencias instruidas han sido entregadas en el Decanato de los Juzgado de Castellón. La actuación ha sido realizada por efectivos de la Guardia Civil del Equipo Roca de Castellón, puesto de la Guardia Civil de Atzaneta y de Alcalá de Chivert. En total se han incautado 225 plantas de marihuana

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *